Nueva campaña, nuevo reto: potenciar nuestra esencia, valores y posición de referencia para los agricultores

Más servicios al agricultor, inversiones en producción, innovación en productos y estrategias sostenibles demandadas por los mercados conforman las herramientas fundamentales ante la nueva campaña

Grupo Agroponiente ha arrancado ya la actividad normal de la campaña hortofrutícola 2022/2023. Sus equipos profesionales llevan ya semanas trabajando para llegar a este momento clave a ‘velocidad de crucero’.

De hecho, todos los departamentos de la compañía se encuentran ya en pleno funcionamiento. Las subastas que interrumpen su actividad en verano recuperaron su actividad el día 5 de septiembre. Así, Guardias Viejas, a 12.00h, y Campohermoso, a las 13.00h, se unen a las de La Redonda y Vegacañada. El Área de Atención al Agricultor ya se encuentra dando los primeros pasos de una nueva estrategia de servicios. Esta estrategia tiene como objetivo fundamental la potenciación de la esencia y los valores de la compañía.

La nueva campaña agrícola tiene un objetivo, un reto inconfundible e indiscutible en Grupo Agroponiente: hacer girar toda su actividad en torno al agricultor, centrando en él la estrategia de todos los departamentos de la compañía. Su director de Negocio Push, Antonio Román, ha dejado claro que “para esta empresa, el agricultor siempre ha sido el centro de toda nuestra filosofía y de nuestra actividad. Queremos dejar muy claro que este año lo va a ser más que nunca. La tesitura internacional y del sector hacen más necesario que nunca la apuesta por el agricultor. El que nuestra compañía potencie sus mecanismos de atención, servicio y ayuda al productor y que, en general, todos los procesos se lleven a cabo siempre teniendo en cuenta sus intereses y necesidades”.

Pilares fundamentales: servicio de atención al agricultor

De esta manera, la estrategia de colaboración con los agricultores se va a asentar sobre tres pilares fundamentales. El primero de ellos es la potenciación de los servicios de atención al agricultor. Este es uno de los símbolos que encierran la esencia de la compañía desde hace 35 años, pero que ahora va a ser reforzado con más equipos de trabajo que acompañan al agricultor en todo el proceso productivo y también comercial.

Todos los agricultores de Agroponiente se tienen que sentir acompañados, asesorados e informados. Y no sólo de lo que pasa en el campo y en el sector, sino también en los mercados; de lo que demandan los clientes, de las tendencias de los consumidores y de todas las variables que condicionan e influyen en su trabajo. Nuestros equipos profesionales se han reforzado, conformando una plantilla de atención en campo con experiencia, conocimiento, profesionalidad y vocación de servicio”, afirma Antonio Román.

Pilares fundamentales: aumento de la inversión para mejorar la rentabilidad de la producción

En segundo lugar, también va a ser clave el aumento de las inversiones, precisamente de cara a la producción desde todos los puntos de vista. Desde las estructuras para llevar toda la información al agricultor, hasta la tecnología para hacer más rentables los procesos. De esta forma, el producto se cuida y transforma para adaptarlos a las demandas del mercado. También la compañía ha invertido en sistemas de información que recogen toda la documentación necesaria para hacer más rentables y eficientes los procesos y acciones. Ya sea desde el campo hasta el punto de venta, consiguiendo una visión 360º.

Han potenciado dichas estructuras con oficinas de gestión en países de destino, que contribuyan a buscar una mayor rentabilidad para el producto de los agricultores. Román comenta que “somos una empresa internacional con base en Almería y para nosotros es importante tener presencia estable en algunos de los países de destino más importantes, llegando incluso a la apertura de oficinas de gestión, alguna de las cuales ya ha abierto, con el único objetivo de obtener mayor rentabilidad por los productos de nuestros agricultores”.

Pilares fundamentales: innovación y sostenibilidad

En tercer lugar, en esta campaña hortofrutícola tendrán una importancia fundamental las labores productivas y las relaciones con los agricultores. La innovación y la sostenibilidad son dos conceptos en los que se ha trabajado de manera muy seria en los últimos meses. Se ha logrado convertir en señas de identidad con las que, también, contribuyen a la rentabilidad de los productos. El propio Román asegura que “nuestros estudios de mercado, dejan claro que los grandes operadores cada día exigen una mayor inversión en innovación desde todos los puntos de vista. Ya sea desde la generación de nuevos productos en sí hasta las fórmulas de gestionar su calidad y la maquinaria con la que convertirlos en productos de consumo. Es importante la implantación de métodos que hagan de las actividades productivas un proceso cada día más sostenible y respetuoso con el entorno”.

En este sentido, Antonio Román recuerda que “nuestra empresa ha reducido en el último año su huella de carbono en un 45%. Ha implantado una serie de procesos que han mejorado nuestra relación con el medio ambiente en el ámbito de ahorro hídrico y energético. Y ha optimizado la producción para reducir al máximo el desperdicio alimentario. Nuestra adhesión al Pacto de Naciones Unidas demuestra nuestro compromiso. Nuestra filosofía es que nuestras actividades sean lo más compatible con el desarrollo de nuestro entorno natural”.

Otros artículos que te pueden interesar